domingo, 26 de mayo de 2013

LA DECEPCIÓN...

LA DECEPCIÓN siempre es un trago muy duro... Es algo que nunca queremos que nos pase pero siempre nos ocurre, y hay épocas en las que parece que no cede y las decepciones no acaban... Pero, ¿qué podemos hacer si somos decepcionados? Indudablemente lo vamos a pasar mal, vamos a llorar, vamos a estar tristes porque pusimos la confianza en alguien que al final nos falló y no puedes hacer nada, porque nadie sabe comportarse ante tal cosa.

Cuando LA DECEPCIÓN asoma la cabeza en alguna etapa de tu vida implica que a partir de entonces tengas miedo a entregarte demasiado en algunos aspectos porque puede que te fallen, en algunas ocasiones hasta dudas de todo el mundo y te encierras en ti mismo, pero ¿no tendría que ser al contrario? Deberíamos luchar en vez de acobardarnos, deberíamos plantarle cara a los problemas... 

También me planteo otra pregunta... ¿Por qué la gente decepciona? En mi caso no sé si lo he hecho en algún momento, y si lo he hecho no ha sido adrede. Pero no entiendo cómo puede haber gente mala que hace estas cosas de mala gana, no puedo entender por qué quieren hacer daño a los demás si es lo peor que se le puede hacer a otra persona...

Algunos en ocasiones pecamos de buenos y nos llevamos lo peor... Y esto me plantea otra cuestión... Se dice que a quien hace algo mal ya le llegará su merecido, pero si ves que no le llega y a ti te ocurren continuamente cosas malas ¿cómo te sientes? Te sientes fatal porque es cuando empiezas a darte cuenta de que haciendo el bien te ocurren cosas malas y siendo mala persona no te ocurre nada malo... Y comienzas a dudar de la vida, de tu forma de ser, y te planteas en hacer el mal en algún momento. Pero no puedes porque el que es bueno lo seguirá siendo...

Con esto quería dejar claro que estoy harta de las DECEPCIONES tanto propias como a mis amigos, familia, porque si alguien a quien quiero lo pasa mal por lo que sea yo también. Y también me encantaría que si una persona sabe que va a decepcionar a alguien al menos le diga las cosas bien dichas y bien claras... Porque hablando se entiende la gente y al menos no se llevará una DECEPCIÓN mayor...

Perdón por no escribir en tres días, pero no se me ocurrió nada que pudiera reflexionar, además de que he estado muy liada. GRACIAS.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada